Delirio

26 Jun

“Dios mío, si tú hubieras sido hombre
hoy supieras ser Dios”
Cesar Vallejo

!vos no tenes Marías que se van!
no sabés que es decir adiós con el alma  mutilada por un beso
no sabés que es beber un bar entero en una noche
quemarte el esófago y tragarte el olvido
si nunca has perdido la vida en un vaso de ron
si nunca te has ahogado en una botella
si nunca has sentido astillas en tu garganta solo por verlas partir

Advertisements

Soledad

2 Jun

 

Conozco la soledad
como la palma de mi mano con la que me masturbo
he llegado hasta las orillas de ella
en una foto que ha caducado en las alas del sol
la llevo en la garganta como vocación
como polvo de cristal sin ser triturado
lo mejor es aferrarse a la nada
y luego acostumbrarse

Los Niños de Blanco – Manicomio

2 Jun

Los niños del pecado
somos felices en los mundos retorcidos
Disfrazándonos todos de blanco para esconder las muecas
gritamos de miedo con una sonrisa
y una carcajada macabra que solo escucho en mi cabeza
rompemos el silencio astillándolo en mil pedazos
como las cunas blancas meciéndose por si solas.

Escucho gritos ante los desperdicios de pálida tez
como huesos corroídos por el tiempo
escucho alaridos como los adultos que se engañan en las carcajadas
como las píldoras que son las sombras de la lobotomía.

Mientras una cicatriz se esconde en mi cabeza
Perforándola de gota en gota
tapando mis oídos para no escucharla escarbar
Deja de hurgar madre
deja de buscar
en el huerto de cuchillos que clavo en mi torso
deja que las sombras se escondan
y jueguen conmigo.

77 Baron Street

2 Jun

Con la melodía de tus gritos
y el ritmo ensordecedor del silencio
abre las puertas a los desperdicios de la vida
clavados en la piel que reluce
como un manicomio que se desviste
como una ciudad oscura en sigilo
ante los terremotos de mis venas
que son los escombros de mis ritos

Vamos
abre las puertas
de todos modos no nos iremos
todos somos adictos al rechazo
y en silencio le rendimos honor
sin escupir los pasadizos de la insania prudencia

Abre las puertas
y sal al paso aberrante
con el valor de una brasa que me seduce
como la maldición de una mente que no se detiene
hasta rebanarse las venas

pretende que todo esta bien
subestima el destino del mundo
retuerce la cordura
y la muerte que viene con ella
en las cloacas que vagamos
los urinarios que usamos como callejones
pretende que vivimos en un cenicero
y las colillas de los cigarros
son verdes valles de tabaco
con alambradas de color rojo
que se queman intensamente en una bocanada

Vamos
abre las puertas
y suelta las cadenas
que no queremos partir
sin haber transitado en la demencia de estos vacíos
que cargamos dentro del pecho

Victoria

20 May

A Christa Baatz

Una valiente mujer se yergue en el camino
como ave vuela por ideales
adopta la lucha por la vida
evoca una sonrisa
dejando un recuerdo
como liberación ante la desesperanza.

Una valiente mujer se vuelve resistencia
con el coraje de tener una sonrisa
ante el traqueteo de la montaña
ante la furia del enemigo
ante la muerte que corroe la carne.

Una valiente mujer se erige en el camino
no la asusta ni la metralla
ni el veneno de la serpiente oligarca
no se rinde ante la vereda
lucha con la esperanza en su bolso
y su pecho enardecido por la vida.

Una Mujer Valiente se yergue en el camino
sus manos curan heridas profundas de la montaña
rebelde como su sonrisa
ante la mordida de una bala enemiga
ante el llanto de los huesos
surge una esperanza
por esa mujer que se yergue en el camino.

Victoria

20 May

A Christa Baatz

Dejarlo todo atrás
y correr ante un ideal es volver a la vida
caminar con el viento en contra
sembrarse en los abrazos de la montaña
Victoria seras bandera
que ondeara en las manos libres
seras tierra que florece justicia
donde sembraste la esperanza
y brotó la conciencia
seras semilla que florece en tierra ajena
hasta volverse
vida
y esparcirse como tu sonrisa.

Laberinto Blanco

1 May

¿En que tapiales, en que piedra se encuentra el sosiego ?
André Cruchaga

Piedra es el silencio de tus oscuros ojos
que detentas por manos
al picar y picar con el grillete de la gillette
como heridas que cierran el ardiente sol
como cicatrizante que escondes bajo tu sonrisa
como la mueca que retienes en tus labios
al saborear el amargo placebo
que me cauteriza la mirada
tornándola hacia el suelo
cayendo cual destino de la gravedad sobre mi garganta
inhalo fuego sobre mi juicio
y trago el alma de los muertos hacia mis pulmones
hasta que ellos encuentran el camino
resignándome como lo hace la noche ante el día
volviéndola plena en la madrugada que tengo por cerebro
sobre las cenizas que se hacen adrenalina en mi alma.

%d bloggers like this: